Recuerde Bracero

La necesidad de contratar mano de obra extranjera para trabajar en los campos de los Estados Unidos comenzó a finales de la década de los 1960 con la finalización del ferrocarril Transcontinental. De la noche a la mañana, mercados a miles de millas de distancia abrieron sus puertas a la rica y diversa cantidad de tierras fértiles de California.

Inicialmente, los Chinos que habían construido el ferrocarril fueron trasladados a la agricultura, pero rápidamente la demanda creció más que la mano de obra disponible. Muchos trabajadores agrícolas Mexicanos llegaron a los Estados Unidos en el transcurso de los años -la mayoría de las veces de forma temporal- pero las actitudes de su presencia cambiaron en las últimas décadas. Fueron bienvenidos a principios del siglo veinte, pero durante la gran depresión muchos fueron enviados a casa.

El siguiente cambio importante en las circunstancias y las opiniones se produjo después de la entrada de los Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial. Con una severa escasez de personal causada por la guerra, surgió el interés en la industria agrícola de California sobre la disponibilidad de trabajadores obreros para trabajar en los campos y recoger la cosecha.

El resultado fue un tratado entre los gobiernos de México y Estados Unidos – un acuerdo que permitía a los trabajadores de América Latina trabajar legalmente en las granjas estadounidenses. El programa Bracero nació.

Bracero, que significa “brazo fuerte,” representó empleos para trabajadores Mexicanos –muchos de ellos pobres en su país de origen- y una forma para que los Estados Unidos, enfrente los desafíos causados por el esfuerzo de guerra.

Reconociendo las oportunidades que existían al norte de la frontera, miles de obreros vinieron a trabajar los campos. Miles se convirtieron en decenas de miles y luego cientos de miles.

Los Braceros –en su mayoría de México- eventualmente se encontraron trabajando en 28 estados Americanos, y en 1964 para cuando el programa estaba terminado, más de 4 millones de personas habían venido a los Estados Unidos.

Muchos de ellos construyeron vidas para sí mismos y oportunidades para sus hijos y nietos. Descendientes de Braceros son hoy médicos, abogados, funcionarios electos. En algunos casos, los hijos de Braceros son propietarios de la misma tierra donde sus padres alguna vez trabajaron duro.

Mientras se llevó a cabo, el programa Braceros estaba lejos de ser perfecto. La discriminación racial era común. Los trabajadores sufrían abusos físicos y a menudo vivían condiciones inhumanas con un saneamiento inadecuado parecidas a la de un esclavo. No siempre se les permitía regresar libremente a México.

En la década de 1960 hubo un sentimiento creciente en los Estados Unidos cual el trabajo extranjero afectó negativamente las oportunidades de empleo y las condiciones laborales de los trabajadores agrícolas Americanos. El resentimiento también existió por el aumento de trabajadores “ilegales.” Por último, contra las protestas de los agricultores Estadounidenses, el programa Bracero llegó a su fin en diciembre de 1964.

Los tiempos habían cambiado.

Lo que también cambió fue la actitud hacia el trabajo de los inmigrantes. Incluso antes de la desaparición del programa Bracero, el número de trabajadores que entraban a los Estados Unidos ilegalmente había aumentado a tal punto que la patrulla de fronteriza de Estados Unidos implementó “la operación espalda-mojada,” usando el término racial despectivo. Fue una arrolladora cuasi- operación militar para repatriar a Mexicanos que habían venido a América fuera del programa Bracero. Decenas de miles de Mexicanos, o personas “de aspecto Mexicano” fueron detenidos y deportados. La polémica operación terminó después de un año debido a la oposición de gente de ambos lados de la frontera que censuraron los métodos “policial- estatal”

En las últimas décadas el legado de los Braceros ha sido confuso, pero a través de los años una cosa no ha cambiado. Los cultivos de Estados Unidos necesitan ser trabajados. La fruta se tiene que escoger y las verduras se tienen que cosechar. ¿Quién hará este trabajo difícil?

Incluso hoy en día, los políticos debaten el valor y las contribuciones de los trabajadores inmigrantes en la agricultura. Al igual que en tiempos pasados, algunos ven la presencia de los trabajadores extranjeros como una amenaza a la soberanía nacional. Algunos apoyan el establecimiento de un programa de trabajo temporal. El término “camino a la ciudadanía” se refiere con frecuencia al contexto de una respuesta a la necesidad de los Estados Unidos para el trabajo agrícola.

Llamamos a nuestro tequila Bracero para rendir homenaje a las millones de personas que participaron en el programa Bracero, cuyos sacrificios aportaron con el desarrollo de las granjas Americanas, y cuyo legado todavía se puede sentir hoy en nuestra nación.



Programa de Becas

Recuerde Bracero (www.rememberbracero.com) es una organización sin fines de lucro 501(c)(3) la cuál tiene la misión de proveer becas universitarias y programas de acceso a la educación para los descendientes de los miembros del Programa Bracero y también para educar a las personas sobre el Programa Bracero.  Con el tiempo, Recuerde Bracero tiene la intención de ampliar su misión para servir a todos los inmigrantes en riesgo en los Estados Unidos cuyo financiamiento y acceso a la universidad están limitados por las regulaciones financieras estatales y federales actuales.

  Comenzando en 1942, el Programa Bracero (nombrado por el término bracero, significando "alguien que trabaja usando sus brazos") era una serie de leyes estableciendo la importación de trabajadores Mexicanos a los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial para ayudar con la escasez de obreros estadounidenses.  El Programa Bracero permitió que decenas de miles de Mexicanos trabajen como obreros temporales por contrato en los EE.UU. para llenar la deficiencia de labor en la agricultura y el sector ferrocarril. En 1964 para cuando el programa estaba terminado, un estimado de 4.6 millones de contratos se habían realizado. El Programa Bracero está considerado como "agridulce" por su historia de explotación pero también de oportunidad.   Desafortunadamente, muchos de los trabajadores fueron deportados según "la Operación Espalda-Mojada" de los Estados Unidos y muchos nunca recibieron el pago por su labor. Queremos honrar a aquellos que salieron en busca de una mejor vida para sus familias, y que han dado tanto a nuestras familias en nuestra hora de necesidad. 

  Recuerde Bracero fue establecido por los dueños de Tequila Bracero, con la meta de continuar con la educación y el apoyo para los miembros del Programa Bracero, también para sus familias y su legado en el sueño Americano.

 

Anuncios

Sus Historias




Contáctenos

Remember Bracero Scholarship Program
Manuel Kauss
Executive Director
Phone: 1(844)-BRACERO (272-2376)
Email: mkauss@rememberbracero.com